viernes, 30 de abril de 2010

Roma ~



Todo empezó con el sonido de su voz.

Y creció.
Y la voz ya no sólo era voz, sino cara, manos… esas manos. Esos ojos que se fijaban en los de ella. Los que la miraban de reojo. Los que le decían que ahí había algo.
Y la voz fue eso.
Voz.

Una canción.

Como esa música que suena cada vez que dobla la esquina pensando en él y una mariposa anaranjada de atardecer sale de entre el pasto, le vuela por el pelo y le saca una sonrisa.

Una voz que habla en silencio.
Pero con nombre.



TextoporCeLeS!
FotoporNah!

7 comentarios:

ViiCkO- dijo...

Qe pedazo de yegua qe sos... :P
Excelente texto

Nah dijo...

Silencio grita.........

CeLeS! dijo...

Pero yo quiero que alguien lo escuche, Nah.

Gracias por comentar =)

Rayuela dijo...

todo empezó con una flor...


***

CROMOSOME dijo...

Pareciera que se oyeran esas manos, ese “silencio solo”.

Ofelia dijo...

Hola CeLes,

...y al principio fue el verbo...luego todo se complicó. La creación es el tiempo.

Besos><

Erick Abanto López dijo...

Me encanta ver blogs que tengan esa armonía tan nefasta de colores. Y me encanta que las palabras no sean las adecuadas en tal "interesante" esquema negro. Gustos son gustos. Lo estoy siguiendo porque la incompatibilidad de su blog me estimula seguir viendo otros, más buenos, o más malos.
visite el mío y comente. Es bueno hacerlo.
Saludos cordiales.
Erick Abanto López
http://deldoctor.blogspot.com
espero me siga.