viernes, 6 de mayo de 2011



Sentir este gran impulso
de sostenerte y abrazate.
Me seco lentamente,
Me encojo y encojo
hasta desaparecer.
Nada que hacer conmigo
Oh, qué diablos fue mal...
Mi corazón está arrancado
en tu dirección.
No hay nada que hacer
me has abandonado. 









9 comentarios:

Reptile dijo...

"Mi corazón está arrancado en tu dirección"

Esa frase me dio escalofríos. Qué lindo, Celes.

vientos de cambio dijo...

llegar al corazón de ese hotel

Eleanor Smith * dijo...

Impresionante fotografía!
Quizás la ventana se abra...

Un beso o 2 *

Dam Aguirre dijo...

El corazón vacío se ahoga del otro lado de la ventana que ya no quieren abrir!! :) me llegó, profundo

mariarosa dijo...

Bello poema, duele.

Y la imágen me deja pensando si será el viejo hotel quien habla en tus versos.


¿Es un hotel de Mar del Plata?

¿Dónde está?
Me conmovió su imagen.

mariarosa

Ricardo Miñana dijo...

Siento ese impulso de tu bonita
poesia, un gusto leerte.
te dejo un saludo y que tengas
un feliz fin de semana.
un abrazo.

Mixha Zizek dijo...

un bello poema, besos

luiz gustavo dijo...

também sem vento
o arrozal verdejante
parece encolher...

Nadie te obliga dijo...

manual de despedidas